Saltar al contenido

¿Cómo Adiestrar a tu Perro?

como adiestrar a tu perro

El adiestramiento de tu perro es una gran responsabilidad de cada propietario, dado que la mayoría de malas conductas acaban en agresividad aunque en principio no sea esa la característica inicial del problema.

Debemos tener siempre presentes que nuestros perros son animales al fin y al cabo por naturaleza. Conductas como nerviosismo o miedo al final se convierten en agresividad o en un mordisco para huir de esa sensación; y si tu perro ataca a otra persona o a otro animal las responsabilidades civiles y/o penales recrearán sobre ti como su propietario.

Después del incidente de ataque se iniciará un trámite o expediente administrativo, que puede obligar a tu perro a permanecer 14 días en observación en un Centro de Protección Animal y al uso de bozales o de otras medidas restrictivas de su libertad de movimientos, hechos que todos queremos evitar.

Pasos para Adiestrar a mi Perro

No hay que llegar a la conclusión que adiestrar a un perro es sólo educarlo para corregir  o modificar conductas negativas (agresividad, ansiedad, miedos, conducta destructiva frente a objetos, problemas a la hora de realizar sus necesidades, hiperactividad, depresión por separación, etc.), de hecho en este caso es cuando el adiestramiento se hace totalmente necesario o indispensable, pero adiestrar a un perro es realmente educarlo para que sea un animal tranquilo y feliz. Adiestrar implica cosas muy variadas, en esta lista te resumiremos algunas de las más comunes e importantes:

  • Lo primordial, enseñar a tu perro a respetar a otros seres humanos y a otros perros
  • Enseñar a tu perro a convivir con otras mascotas (gatos, conejos, loros, etc.)
  • Enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera del hogar
  • Enseñar a tu perro a pasear, sin provocar tirones de la correa o enseñarle a pasear sin correa, y manteniéndose a tu lado o muy cerca de ti (los perros que viven en pisos o apartamentos deben  poder explorar un poco cuando salen a la calle para relajarse o dar rienda suelta a su olfato, sin excederse)
  • Enseñar a tu perro a no excitarse o mostrarse en ansioso, recuperarse rápidamente de ruidos fuertes o intensos que puede haber en una ciudad
  • Enseñar a tu perro a hacer los típicos trucos es adiestrar también y esos trucos sirven también como mecanismos de control (sentarse, acostarse, dar la pata, dar una voltereta, a venir cuando le llamas, etc.)
  • Y por último y como se ha dicho anteriormente adiestrar también implica solucionar problemas de conducta
adiestrar perro

Que no se Debe hacer a la Hora de Adiestrar a un Perro

Como ya has visto adiestrar a un perro significa muchas cosas, siempre que se pueda es mejor darle esa tarea a un profesional ya sea un adiestrador o un etólogo (experto en conducta canina). Pero si quieres adiestrarlo tú mismo debes tener en cuenta una premisa: Un mal adiestramiento acabará generando malas conductas que luego costará corregir el doble o el triple de esfuerzo que antes. Ahora te nombraremos una serie de cosas que NO debes hacer si decides adiestrar a tu perro de forma privada:

  1. Los castigos físicos ya sean con objetos o con tus propias manos no son efectivos, aparte de ser una crueldad hacia el animal, está demostrado por todo tipo de especialistas que los refuerzos educativos en positivo consiguen los resultados más óptimos y estables
  2. Nunca pierdas la paciencia, no te alteres porque eso confundirá a tu perro. Debes saber ser paciente y tener en consideración que hay razas de perro muy cabezotas como los Terriers (Pitbull, Parson Rusell), los sabuesos, los Rotweillers; incluso perros pequeños pueden ser testarudos como los Chihuahua o los Perros salchicha
  3. Nunca utilices collares de ahogo, de tortura o eléctricos porque pasa lo mismo que con los castigos físicos no son eficaces y se consideran crueles
  4. No uses diferentes formas para dirigirte a tu perro porque eso puede generar confusión y alargar de forma innecesaria el adiestramiento. Lo recomendable es usar su nombre y ordenes de máximo 2 palabras
adiestrar un perro

Objetivos de un buen Adiestramiento

Lo primero que debes conseguir de tu perro para adiestrarlo y en general desde que lo traes a casa es, su respeto, la lealtad y el cariño vendrán después. Pero tu perro debe tener claro quién es su dueño, el líder, el macho alfa o el jefe de la manada y ese debes ser . Hay que tener en cuenta que los perros descienden de los lobos, su naturaleza es gregaria y el hecho de vivir en manada, en este caso su manada será humana y en la cabeza te debe considerar a ti, si ya tienes esa consideración de su parte podrás educarle y enseñarle cosas porque será natural para tu perro seguirte.

El adiestramiento debe ser frecuente y continúo puede no llegar a ser diario pero al menos llegar a 3 o 4 veces por semana. Las sesiones de entrenamiento debemos realizarlas después de un largo paseo porque en esa situación el perro ya habrá corrido, habrá hecho sus necesidades, habrá jugado y descargado gran parte de su energía; ahora no tendrá motivos para estar nervioso o no estar concentrado. Esto del paseo es importante con perros muy activos o cuya naturaleza sea la de correr o pastorear.

Lo segundo es elegir un lugar espacioso, cómodo, de temperatura media y tranquilo donde no le sea fácil encontrar distracciones. Hay que evitar lugares donde haya otros perros o que sean de mucho tránsito de personas ya sea dentro o fuera de nuestro hogar. Podemos usar algún despacho o habitación que tengamos vacíos.

Luego hay que realizar las sesiones de entrenamiento y contar para ellos con un buen surtido de premios, hay una gran variedad de ellos y de distintos precios en los supermercados o tiendas veterinarias. Hasta podemos cocinar alguno, los perros son aficionados a la carne y a las salchichas en especial. Cuando realice bien el ejercicio hay que felicitarle con alegría, con caricias y diciendo su nombre: ¡Bien hecho! ¡Así se hace! ¡Genial! Debe saber que lo ha hecho bien y que estamos contentos por ello. En cambio si lo hace mal sólo hay que volver a empezar desde el principio y  decirle con voz firme ¡No! Cuando cometa el fallo reiterado. No olvidemos que los castigos físicos o gritarle son contraproducentes sólo alterarían al perro.

La duración de las sesiones debe ser entre 30 y 60 minutos, más allá de ese intervalo se puede generar rechazo a lo que estamos intentando enseñarle y provocarle estrés, cosas  no recomendables. Podemos jugar con ellos largo tiempo o dejarles descansar unas horas y luego volver a la tarea. En las sesiones debes entrenar un solo tema u orden que queremos que nuestro perro comprenda o realice y mantener las palabras exactas o la metodología en cada una de ellas, no deseamos crear confusión.

Con esto tendrás lo suficiente para empezar sin temor a provocar ansiedad o angustia en tu perro, al fin y al cabo son nuestros fieles compañeros de vida. Te recordamos que la opción ideal es buscar a un profesional adiestrador o etólogo para adiestrar a tu perro y que en Supercan podemos ponerte en contacto con ellos, son profesionales certificados que estarán encantados de trabajar contigo y sabrán adaptarse a tus necesidades específicas y a las de tu perro.